Técnicas de composición en diseño gráfico

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Las técnicas de composición son el punto de arranque, lo principal dentro de un trabajo de diseño gráfico.

Diseño gráfico y composición

La composición es la distribución de los elementos que componen un diseño con el fin de conseguir una forma perfecta y equilibrada.

De la definición se entiende que lo primero es definir cuáles son los elementos que van a formar parte del diseño y luego componer, es decir distribuirlos en la superficie para conseguir el diseño armónico.

Técnicas de composición: el concepto

Cualesquiera sean las técnicas de composición de que se trate, hay que reconocer que los elementos situados en la zona de la derecha son los que poseen un peso visual mayor.

De igual modo, lo que se encuentra en la zona superior parece tener más peso que lo que está en la parte inferior. Ese es el punto de inicio de la composición.

Después hay que considerar las formas. Formas angulares y alargadas amplían el campo de visión, mientras que las formas cortas transmiten timidez.

Las formas simples y que denotan simetría, producen armonía y perfección.

También los tamaños tienen mucho que ver con las sensaciones que la composición produzca. Elementos grandes se perciben como más fuertes. Las pequeñas dan la impresión de debilidad y delicadeza.

El equilibrio en la composición de diseño gráfico

Cada elemento que conforma el diseño tiene un peso visual, ya que todos los elementos ejercen una determinada fuerza óptica. La composición alcanza el equilibrio cuando los distintos pesos se compensan unos a otros.

En diseño gráfico lo más común es la búsqueda de este equilibrio, pero puede existir en el diseñador la idea de que voluntariamente el diseño se desequilibre por ejemplo para guiar la vista hacia un determinado elemento.

Equilibrio simétrico y asimétrico en la obra de diseño gráfico

El equilibrio simétrico se consigue cuando las dos partes se equilibran por repetición de los mismos elementos, con el mismo peso a un lado y a otro del eje de simetría de la obra. Puede ser simétrico respecto de un eje, como por ejemplo una mariposa; o equilibrio simétrico respecto de dos ejes, como por ejemplo la cara del 4 de un dado.

El equilibrio asimétrico es cuando al dividir la composición en dos partes iguales, los pesos, tamaños y formas no sean las mismas en ambas mitades, pero aún así las dos partes se equilibran.

La asimetría transmite agitación, tensión, alegría. Estas técnicas de composición se emplean ampliamente en el diseño gráfico.

El contraste de tono en diseño gráfico

Un recurso muy empleado en el diseño gráfico es el contraste de tono. Se basa en la utilización de tonos muy contrastados en uno y otro lado. El lado oscuro es el que tendrá mayor peso.

Del mismo modo funciona el contraste de colores. Cuanto más alejados se encuentren en el círculo cromático los colores, mayor será el contraste. Cuando los colores que se emplean no tienen mucho contraste, pierden importancia visual ambos elementos.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*